Procedimientos y normas que debes aplicar si trabajas a distancia.

El uso de la tecnología ha abierto una amplia gama de posibilidades que pueden enriquecer el desempeño de cualquier función laboral, haciendo posible tener un panorama favorecedor para hacer mejor el trabajo. Es por ello que las empresas han incorporado el teletrabajo como una manera de mejorar sus procedimientos, y por supuesto como una forma de hacer más eficientes sus finanzas, sin embargo, puede haber una tendencia a pensar que el hecho de contar con personas dentro de la organización que no están presentes físicamente, y que hacen sus funciones en horarios con libertad, entre otros aspectos, hacen que la empresa tenga poca o nula responsabilidad con el trabajador, más allá de cumplir con una remuneración.

La ética del teletrabajador.

Viendo las cosas desde la perspectiva del trabajador, es importante que tenga una correcta visión de lo que su función representa para una empresa u organización, en este caso nos referimos principalmente al hecho de ofrecer un trabajo de calidad. Aunque muy probablemente no haya un contacto en persona entre empleador y empleado, eso no conlleva a que nuestra responsabilidad laboral sea menor, incluso, se llega a un punto donde es más loable la capacidad de establecer patrones de conducta, donde predomine por supuesto la responsabilidad, pero por supuesto que también estén presentes la calidad, compromiso e innovación, valores muy importantes en el desempeño de cualquier trabajo.

¿Hay algún basamento legal que regule los teletrabajos?

Ante el crecimiento del mercado laboral en el área de los teletrabajos, se han desarrollado iniciativas legales que permitan establecer normas entre los teletrabajadores y las empresas que los contratan, un ejemplo es Colombia, que ha buscado fijar parámetros para este tipo de relación laboral.

En el portal larepublica.co se reseña una declaración del vicepresidente jurídico de la Federación de Aseguradores Colombianos, Luis Eduardo Clavijo, quien explica la importancia de aplicar una normativa que regule a los teletrabajos, principalmente resaltando la seguridad laboral de este tipo de trabajadores, por lo cual expresó: “Colombia ha desplegado una normativa en la que busca equiparar los niveles de seguridad del teletrabajo con los que se cumplen en la oficina, el empleador no puede desprenderse de sus obligaciones”.

Los compromisos de las empresas.

Uno de los objetivos de las normas que buscan regular la relación laboral entre los teletrabajadores y las empresas, es exigir que las organizaciones deben responder por los riesgos a los que se enfrente el trabajador al desempeñar su función, ya sea que ejerza su función desde su casa, o desde cualquier otro lugar. En este sentido es clave que tanto la empresa como el trabajador definan claramente bajo qué modalidad se ejercerá el trabajo, en este caso son tres tipos. 

  • Autónomos. Son aquellos trabajadores que siempre trabajan desde un lugar remoto, y acuden a la sede de la empresa esporádicamente, no a cumplir una labor, sino para alguna reunión o petición especial; principalmente para conversar sobre formas de ejercer la función para la cual fue contratado.
  • Móviles. Se refiere a los trabajadores que no tienen un lugar definido desde donde desempeñan su teletrabajo, puede ser desde su casa, un lugar público o incluso desde otro país.
  • Suplementarios. En este caso, son el tipo de trabajadores que desempeñan su función de una forma compartida, en este caso pueden ejercer su función dos días a la semana desde casa y el resto desde la oficina.

Desde el punto de vista legal, cada función tiene unas particularidades especiales que tanto trabajadores como empleadores deben atender, para lo cual es trascendental establecer canales de comunicación valiosos que fortalezcan dentro de las normas la relación laboral.

La importancia de la autorregulación en los teletrabajos.

Ante el vacío legal que en la mayoría de los casos existe en todo lo relacionado a los teletrabajos, se recomienda a las empresas que lo hayan adoptado como una forma de cumplir con las tareas relacionadas al cumplimiento de sus objetivos, a fijar normas internas que regulen la forma y condiciones de los trabajos a distancia, para que al momento de hacer una contratación, la empresa pueda presentar al trabajador las condiciones bajo las cuales se ejercerá la función.

Procedimientos que las empresas y los trabajadores a distancia deberían considerar:

Por parte de la empresa:

  • Informar a los teletrabajadores sobre cuáles son las condiciones en las que debe desempeñar su función.
  • Asegurarse que el trabajador cumpla con las condiciones de trabajo que la empresa exige para ejercer un teletrabajo.
  • En el caso de que se amerite, suministrar al trabajador lo que necesite para cumplir con su trabajo de una forma segura.

Por parte del trabajador:

  • Cumplir con los parámetros que la empresa ha establecido para los teletrabajos.
  • Usar adecuadamente los equipos que necesita para desempeñar su función como trabajador remoto.
  • Conocer los mecanismos para reportar ante la empresa, y en el caso de ser necesario ante las autoridades, cualquier situación referente a las condiciones laborales o de la salud del trabajador.
  • Prevenir cualquier situación riesgosa referente al teletrabajo.

El teletrabajador tiene ventajas, pero también deberes.

Por supuesto que una de las ventajas de este tipo de trabajos, es de una u otra forma contar con la autonomía de ejercer su función en la mayoría de los casos en un horario flexible y con criterios muy personales, sin embargo, esto no impide que el trabajador deba cumplir con las condiciones laborales que la empresa exige para evitar cualquier problema o situación que conlleve a ser expuesto a riesgos innecesarios, además, de ser responsable en el cumplimiento de la función para la cual fue contratado y está recibiendo una remuneración.

El valor de la transparencia entre el teletrabajador y la empresa.

Para finalizar, es importante destacar que una relación laboral a distancia será exitosa si está basada en la transparencia, recordando que en gran medida es responsabilidad del trabajador cumplir con las condiciones mínimas para que el trabajo se realice de la mejor forma posible, además de que el tiempo que se establezca para realizar la jornada laboral se dedique exclusivamente a eso. La comunicación entre la empresa y quien trabaja, es fundamental para alcanzar las metas y satisfacción de todos.


NOTA: Nosotros no ofrecemos empleo ni ayudamos a conseguir uno. Somos una página informativa y de formación. Si quieres capacitarte para aumentar tus probabilidades de encontrar un teletrabajo, consulta las opciones del menú superior.
The following two tabs change content below.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *