Empleo virtual bajo la lupa: Ventajas, desventajas y opciones

Estamos viviendo el futuro respecto a los empleos virtuales. Lo que ayer fueron especulaciones y proyecciones, hoy día son la realidad de muchas empresas y trabajadores que adoptaron esta modalidad de empleo de manera exclusiva, o que por lo menos, cubren parte de sus jornadas laborales desde la comodidad del hogar.

De igual forma, la migración y tercerización de servicios hacia la Nube han puesto de manifiesto las muchas ventajas de adoptar el teletrabajo como forma permanente de empleo.

Como efecto secundario, también se ha incrementado la demanda de empleos virtuales para servicios no relacionados con las Tecnologías de la Información (TI). 

Bajo esta modalidad, encontramos varias figuras de empleo interesantes:

  • Empleos virtuales
  • Teletrabajos marginales
  • Empleos freelance

A pesar de que las tres modalidades de empleo nacen de la necesidad de cubrir posiciones a distancia y por ello, tienden a ser usadas como sinónimos, la verdad es que no son enteramente lo mismo.  Veamos sus diferencias sutiles:

Empleos Virtuales

Es la modalidad más ampliamente difundida. Es la que se desempeña desde el hogar, habilitando un espacio específico aislado de las áreas de mayor tráfico del domicilio para crear un ambiente de trabajo en el entorno doméstico que consiste básicamente en un escritorio con su silla, y un dispositivo con buena conexión a Internet.

El empleado virtual puede desempeñar tareas altamente especializadas relacionadas con su profesión desde la comodidad de su hogar y a tiempo completo para una o varias compañías en paralelo, y devengar salarios bien competitivos sin apenas tener contacto con el ambiente de trabajo en su concepción más tradicional.

Teletrabajo Parcial, Marginal o Corporativo

El teletrabajo parcial por su parte comparte las características del trabajo a distancia, con la diferencia de que no lo hace a tiempo completo. Es decir, trabaja en relación de dependencia para una empresa, y cumple parte de su jornada laboral directamente en la oficina o casa matriz.

Este arreglo puede venir de cualquiera de las partes interesadas, por lo que el acuerdo laboral deberá especificar la cantidad de horas cumplidas en jornada tradicional y en jornada virtual, y otros beneficios y estipulaciones asociadas al modelo de trabajo.

Empleo Freelance

Por último encontramos el empleo freelance. En esta categoría el factor que marca la diferencia es la independencia total del profesional respecto a su relación con la empresa que lo contrata.

Es decir, el profesional no mantiene una relación de dependencia con la empresa que contrata sus servicios, por lo que sus honorarios están directamente relacionados con los proyectos o actividades que realice para la empresa.

Esta modalidad de empleo tiene cada día más y más adeptos alrededor del mundo, ya que permite al trabajador comprometerse únicamente con los aspectos y tareas inherentes a su profesión que más le interesan o  reportan mayores beneficios, y de esta forma administrar su tiempo y disponibilidad bajo sus propios términos.

Ventajas del empleo virtual

Toda modalidad de empleo encierra ventajas y desventajas que conviene ver con detenimiento. En este sentido, tenemos:

Atractivo económico

Contar con más de un empleo tiene un atractivo económico nada despreciable que además, se compagina con la capacidad de elegir los horarios y tipos de actividades a realizar.

Autonomía

Los empleados virtuales reportan una mejora sustancial en sus rutinas diarias: Al verse relevados de desplazarse a los lugares de trabajo, los empleados virtuales eligen sus horarios y condiciones de trabajo, y lugar de conexión.

De igual forma, se olvidan del tráfico en hora pico o el trajín del subterráneo, de planificar, cocinar y dispensar almuerzos para varias personas en caso de tener familia, de llevar y recoger la ropa en la tintorería, e incluso, ahorrar dinero en el café en la tienda de la esquina y la rosquilla deliciosa que a largo plazo, atenta contra la salud.

Flexibilidad

Por otra parte, resaltan la capacidad de coordinar varias obligaciones desde la comodidad del hogar como por ejemplo, tareas domésticas de todo tipo, atender a los hijos o a los mayores, o tener varios empleos en paralelo. 

Asimismo, la flexibilidad de los empleos virtuales también permite trabajar desde cualquier sitio. Entonces, si la rutina en la casa se vuelve asfixiante, cambiar de sitio de trabajo o escapar de vacaciones no representa un problema o una interrupción demasiado grande. Es una simple cuestión de encontrar otro sitio con conexión a Internet… y listo.

Competitividad

Muchos trabajadores virtuales también señalan la oportunidad de estar en contacto con otras culturas y nuevas tendencias los obliga a mantenerse siempre actualizados, por lo que sus perfiles profesionales siempre están actualizándose y haciéndose más competitivos.

Desventajas del empleo virtual

En el otro lado de la balanza, encontramos el lado oscuro o negativo del empleo virtual. Así pues, ventajas y desventajas representan una dicotomía que va de esta forma:

Contrato Colectivo y Beneficios

La moneda tiene dos caras y nada en donde se refleje más que en el dinero, especialmente respecto a la ausencia de contrato colectivo y beneficios que incluya a los freelancers pues no tienen una relación de dependencia con la empresa.

Esto quiere decir que los privilegios que se desprenden de una relación a tiempo indeterminado producto de un contrato exclusivo no existen, y más allá de los honorarios profesionales, los freelancers y trabajadores con perfiles virtuales generalmente no disfrutan de los beneficios que se desprenden del contrato social con la empresa.

En resumen, al no estar presente en la planta de la empresa, estos empleados y profesionales no cuentan con seguros médicos, paro forzoso, seguridad social y otros similares.

Aislamiento Social

Por otra parte, el aislamiento social es una de las mayores quejas que reportan los freelancers y otros trabajadores virtuales.

Cuando se es empleado virtual a tiempo completo o freelancer, el roce social producto de la interacción en la oficina es prácticamente inexistente más allá de las conferencias virtuales y grupos de chat con fines netamente laborales.

Ahora bien, esto puede ser una desventaja para personas altamente sociables, y puede ser una bendición para personas que prefieren trabajar de manera aislada.

Multitareas

En otro orden de ideas, la capacidad de coordinar varias obligaciones desde la comodidad del hogar no siempre es una ventaja. 

Hay quien incluso señala que la ausencia de espacios bien delimitados y diferenciados entre rutinas domésticas y uno o varios empleos virtuales va en detrimento de la ergonomía y la salud integral del empleado.

Dicho en otras palabras, el freelancer o trabajador virtual tiene la sensación de nunca desconectar del trabajo, y que cumple jornadas eternas que nunca terminan, sino que se solapan para ser, más que empleados autónomos, seres multitarea que no entregan el 100% de concentración a ningún área de su vida.

Actualizaciones perennes

De similar forma, estar en constante exposición al mundo virtual crea cierta dependencia a las redes sociales y al Infinite Scrolling

Muchos trabajadores reportan la presión de estar siempre a la vanguardia en sus campos de especialización, y que la necesidad de aprender las nuevas tendencias y tecnologías para mantenerse siempre competitivos pone sobre sus hombros un peso y una presión extra que es difícil de sostener en el tiempo.

En otras palabras, la rapidez con la que se mueven los mercados actuales, el celo profesional y la competencia entre pares se vuelve tema que raya en lo obsesivo-compulsivo (especialmente en temas de tecnología y computación) y por ello, muchas personas sencillamente se enfrentan a la disyuntiva de dedicar más tiempo a producir más dinero, o a seguir actualizándose eternamente para ser más productivas. 

Empleo virtual, ¿tener o no tener?

Como señalábamos al principio, estamos viviendo el futuro respecto a los empleos virtuales, por lo que conocer sus ventajas y desventajas te brindará un panorama más completo que muy probablemente te ayudará a sentar posición sobre tus nuevas posibilidades de empleo.

La invitación entonces es a escribirnos tus inquietudes para ayudarte a despejar dudas y a profundizar en tus opciones para elegir el empleo virtual más idóneo para ti evaluando siempre muy bien cada propuesta antes de embarcarte en esta modalidad de trabajo.


NOTA: Nosotros no ofrecemos empleo ni ayudamos a conseguir uno. Somos una página informativa y de formación. Si quieres capacitarte para aumentar tus probabilidades de encontrar un teletrabajo, consulta las opciones del menú superior.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *