¿Cómo adaptarse de un trabajo tradicional a un teletrabajo?

La amplia gama de beneficios que la tecnología ha traído a la humanidad es impresionante, no solamente por el hecho de tener programas informáticos que pueden ayudar a desempeñar cualquier función, sino por la posibilidad de estar conectados desde cualquier parte, ha hecho que sea posible la incorporación del teletrabajo como una opción viable para muchas empresas y  personas, sin embargo, el hecho de cambiar la ejecución de tus funciones en una oficina a hacerlo ahora desde otro ambiente a merita que consideremos algunas cosas importantes. Para que la transición pueda ser exitosa hay que tomar en cuenta algunas consideraciones, y a continuación te damos algunos consejos.

La importancia de la disciplina y estructura.

Una de las principales amenazas que tiene el teletrabajo es la posibilidad de distraernos, esto es motivado por el hecho de que estaremos ejerciendo una labor en un ambiente que no es el habitual. Son muchas las distracciones que podemos tener, y que en muchas oportunidades son difíciles de superar. En una oficina las condiciones son propicias para la concentración y búsqueda de la productividad, la cual es tan importante en el cumplimiento de una jornada tradicional como en la ejecutada para un teletrabajo.

Consejos para que sea exitosa tu experiencia con un teletrabajo.

Son muchos los consejos que podemos aportarte, pero aquí van los más importantes:

  • Determina un horario. Una de las principales razones por las que no podemos ser lo suficientemente productivos al cumplir con un teletrabajo, es porque no tenemos bien establecido el tiempo que vamos a pasar laborando, si eso no es bien señalado, vamos a sentir que estamos teniendo una jornada sin fin, por lo tanto es importante que tengamos presente desde la hora que iniciará nuestra jornada y a que hora finalizará.  Incluso, puedes considerar una jornada más larga o más corta de la habitual.

Una de las razones por las cuales los teletrabajos pueden ser más efectivos es por el hecho de trabajar más que por el cumplimiento de un horario, hacerlo por funciones. Un ejemplo de jornada dividida es empezar a las 9 am y terminar a la 3 pm o hacer una parte en la mañana y otra en la tarde.

  • Establece un lugar especial para trabajar. Es importante que si cumplirás con tu teletrabajo desde casa, puedas apartar un lugar de ella para trabajar exclusivamente en ese lugar, esto con la finalidad de que no utilices la cama, la mesa de comer o el sofá para laborar; aunque no lo creas nuestro subconsciente fija algunos lugares para unas funciones o actividades específicas, y aunque puedas trabajar desde allí, el cambiar de uso ese lugar hará que sea mucho más difícil ejecutar nuestra función. Recuerda, que  el punto principal en estos casos es la concentración.   
  • Teléfono móvil y dispositivos electrónicos como distractores. Una de las razones por las cuales podemos distraernos más fácilmente es por el uso del teléfono móvil, y esto no quiere decir que sea porque estemos hablando por teléfono, sino que las aplicaciones que tenemos descargadas en ellos dan notificaciones que nos distraen, por lo tanto es importante que durante la jornada de trabajo las silenciemos, y evitemos estar constantemente revisando el celular, al menos que sea para revisar cosas relacionadas al mismo trabajo.
  • No tengas un solo sitio de trabajo. Es importante que si tu trabajo lo haces siempre desde casa, puedas buscar una segunda sede, esto con la finalidad de despejar la mente y que no llegue a ser tan monótona la actividad, en este aspecto es importante que busquemos un lugar que tenga las condiciones para ejercer correctamente nuestra función, es decir, que esté conectado a internet y nos prevea un ambiente cómodo. Incluso, en las pausas que hagamos de nuestro trabajo, podemos conversar e interactuar con otras personas, evitando la posibilidad de sentirnos siempre solos, siendo una oportunidad ideal para quizás establecer una nueva relación laboral con estas características.
  • Las reuniones de trabajo pueden ser en un ambiente diferente. Es muy común que las reuniones también sean a distancia, es decir, utilizando las herramientas tecnológicas, pero se pueden hacer algunas excepciones siempre y cuando sea posible, y en este caso nos referimos a poder fijar reuniones personales en sitios independientes, esto con la finalidad de dar dinamismo a nuestra jornada de teletrabajo.   
  • Alimentación con horario. Es muy importante que aunque estemos trabajando desde casa podamos establecer horarios para nuestro desayuno, almuerzo y cena. Incluso, podemos coordinar estos horarios para que coincidan con los descansos que establezcamos en nuestra jornada. No deberíamos estar yendo a cada instante a la nevera, o sentirnos con la libertad para hacerlo, por dos principales razones, la primera, que eso puede ser un elemento de distracción importante, la segunda, que estar comiendo a cada rato va a repercutir negativamente a nuestra salud. Para evitar estar interrumpiendo nuestra jornada, podemos tener cerca de nuestro lugar de trabajo agua, jugos y alguna fruta o galleta.
  • El indicativo del final de tu jornada laboral. Al terminar de trabajar lo ideal es que salgas de casa, esto con la finalidad de hacer mentalmente un corte trascendental de lo que estabas haciendo. Se puede planificar que a esa hora salgas al cine, te encuentres con amigos o vayas al gimnasio todos los días a esa hora. Ese refrescamiento mental será muy importante a los fines de la productividad que necesitas y del descanso que necesita tu cuerpo y tu mente.

Aprovecha la cantidad de aplicaciones existentes que te ayudarán a organizar mejor tu tiempo y tu forma de enfrentar el teletrabajo, con las cuales vas a obtener buenos resultados y las herramientas que necesitas para hacer las cosas de la mejor manera posible. Recuerda que más allá de brindarte ciertas ventajas el realizar un trabajo a distancia, lo principal es la productividad, y para ello debes colocar en práctica cada uno de los consejos aquí descritos. El punto ideal al que debes llegar es lograr ser verdaderamente eficiente: Alcanzar los objetivos con la menor inversión de recursos posible, teniendo resultados extraordinarios.


NOTA: Nosotros no ofrecemos empleo ni ayudamos a conseguir uno. Somos una página informativa y de formación. Si quieres capacitarte para aumentar tus probabilidades de encontrar un teletrabajo, consulta las opciones del menú superior.
The following two tabs change content below.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *