6 reglas para lograr ser más disciplinado trabajando en el hogar

6 reglas para lograr ser más disciplinado trabajando en el hogar

En todas las actividades que emprendemos en nuestra vida, debemos tener constancia y disciplina para obtener resultados satisfactorios, pero esta disciplina debe estar adaptada a la actividad que desempeños y el lugar en donde la llevamos a cabo y en este artículo quiero abordar el tema de la disciplina cuando trabajamos desde el hogar y la importancia que tiene para que nuestras actividades se cumplan correctamente.

Según Wikipedia,  la definición de disciplina en su forma más simple es la coordinación de actitudes con las cuales se instruye para desarrollar habilidades, o para seguir un determinado código de conducta u “orden”.1

La disciplina es un concepto que posee múltiples definiciones. Por una parte, se define como una ciencia o un arte, sin embargo, lo más común es comprender la disciplina como la instrucción que posee una persona en torno a cierta doctrina y la forma precisa cómo lo lleva a la práctica.

De todos los ingredientes necesarios para el éxito, como el talento, la perseverancia, el esfuerzo y la imaginación, quizás el más importante es la disciplina. Es la cualidad de cumplir con una tarea, sin importar si tienes o no deseos de llevarla a cabo. Sin disciplina, ahorrar, bajar de peso, dejar de fumar, hacer ejercicios, en fin, cualquier meta, por sencilla que sea se vuelve difícil, y definitivamente, es imprescindible tener disciplina cuando trabajamos desde casa.

Ahora bien, ¿cómo logramos ser disciplinados? Te comparto 6 reglas básicas para conseguir ser disciplinado en tus actividades laborables:

1. Reconocer cuáles son las áreas donde careces de disciplina: ¿Te levantas todos los días a la misma hora? ¿Tienes una rutina de planificación antes de comenzar a trabajar? Lo primero es detectar es cuáles aspectos no tienes disciplina, que pueda estar afectando la realización exitosa de tus tareas diarias.

De igual forma, debes entender las consecuencias de tu falta de disciplina en esas áreas. Por ejemplo: que no te alcance el tiempo, baja productividad, etc. Piensa de qué manera afecta en tus tareas laborales y después visualiza detalladamente como sería si fuese diferente. En ese momento, te darás cuenta de que la disciplina es una aliada en tu trabajo y que te ayudará a realizar tus tareas fácilmente y de manera efectiva, y que tendrás mucho más tiempo, paz mental y energía para tu vida diaria.

2. Realiza una lista con los pasos necesarios para lograr ser disciplinado en una actividad: Establece una lista de las actividades diarias que debes cumplir y luego especifica cada actividad con los pasos que son necesarios para lograrla. Por ejemplo la creación de un horario diario para la hora de levantarte, para iniciar tus tareas laborales, etc.

3. Crea un plan de acción diario: Una vez que ya tengas la lista con los pasos que debes realizar, haz un plan que consistirá en establecer la manera  como actuarás día a día de ahora en adelante. Recuerda que al inicio no debes extralimitarte. Procura ser realista en tus metas. Ellas deben ser alcanzables y poco a poco ir aumentándolas. Si nunca has leído diariamente, no te propongas leer tres horas diarias. Ve poco a poco aumentando el ritmo.

4. No caigas en la tentación de la gratificación instantánea: “El mes que viene comienzo mi agenda”, “tengo tiempo suficiente para hacer aquella llamada, así que la haré más tarde”, etc. Cuando tienes una tarea por realizar no la pospongas. Lo que tengas que hacer, hazlo de una vez, te guste o no. Te cansarás antes de comenzar si le das muchas vueltas a tu cabeza. Just do it!

5. Crea una rutina: Según los expertos, el tiempo necesario para crear un hábito es de 21 días. Pues entonces sigue tu plan durante 21 días consecutivos. En caso de que no lo logres, vuelve a comenzar hasta alcanzar los 21 días.

Será mucho más fácil si asocias una actividad con la otra a fin de que cumplas al pie de la letra el plan que has creado.

6. Crea una agenda anotando tus logros diarios: Es muy importante que tengas un control sobre tus progresos y sobre todo tus retrocesos. Es necesario que sepas cuando pierdes el norte, y que lo veas, no como una derrota, sino como una falla. Si un día no te levantas temprano, o no logras hacer alguna de tus labores pre-establecidas no te rindas. Debes tener la consistencia para volver a intentarlo las veces que sean necesarias.

La disciplina es una de las características de conducta más provechosa que podemos desarrollar. Te digo “desarrollar” porque, aunque hay personas que tienen una habilidad nata para ella, lo cierto es que la gran mayoría de nosotros debemos crearla, formarla y practicarla hasta convertirla en un hábito natural. Y una vez que lo logras, el éxito en tu trabajo estará garantizado.

¿Tienes alguna sugerencia de cómo has logrado ser más disciplinado trabajando en casa? Cuéntamela.

1  Disciplina – Wikipedia.

The following two tabs change content below.

Lorena Andreus

Escritora por pasión. Hija, hermana y esposa. De Lunes a Viernes, asistente virtual por vocación.
SIn comentarios

Comenta este articulo